LUZ INTENSA PULSADA

LUZ INTENSA PULSADA

La luz intensa pulsada o IPL, conocido como fotorejuvenecimiento facial, es una clase de lámpara especial que genera una luz policromática de alta intensidad, que varía su espectro desde los 515nm hasta los 1200 nm para conseguir diversos efectos en nuestro organismo.

En los años noventa se investigó el efecto de diversas ondas en las lesiones vasculares, llegándo a la conclusión de que la IPL actuaba sobre los fibroblastos, estimulando la producción de colágeno, proporcionándonos un aspecto más jovial. Es por este motivo por el que los tratamientos dermatológicos se proveen del IPL para la eliminación de manchas y arrugas de la piel.

Los pulsos de luz generados por el IPL penetran en la piel aumentando la temperatura del tejido circundante, afectando las lesiones a tratar mediante la fototermólisis selectiva, que elimina los tejidos dañados respetando aquellos tejidos sanos. Es un tratamiento recomendado para pieles acnéicas, con propensión a hongos o bacterias, pieles flácidas, con falta de luminosidad, para eliminar poros dilatados y marcas estéticas, se obtiene el rejuvenecimiento facial, la eliminación de manchas y de las arrugas.

La IPL también nos ofrece la posibilidad de la depilación mediante el método Super Hair Removal, que extiende sus ondas dentro del folículo y tallo pilosos,  donde hay abundante melanina que se extiende entre las células de la matriz del bulbo piloso y se transfiere a la estructura del tallo piloso (como la médula, la corteza o la cutícula pilosa). La energía del fotón tiene por objeto del tratamiento con SHR la melanina. Tras la asimilación de la melanina a través de la energía del IPL, la temperatura aumenta rápidamente, causando daños alrededor de la zona del tejido folicular para así eliminar el vello.

No hay comentarios

Publica un comentario